Sistemas de Información en El Sector Agrícola

Al analizar la oferta de software de gestión para el mercado Agrícola, (producción/distribución), es frecuente encontrar quienes generalizan y simplifican algunas actividades para poder ofrecer sus soluciones como específicas para el sector.

Esa teórica especialización puede crear expectativas que en la práctica se traducen en complejidad por falta de foco en los factores diferenciadores del sector, esencialmente:

• Variabilidad de productos.
• Problemática peculiar para comprar, transportar, almacenar, manipular y vender.
• Características administrativo-legales del sector en España y Mercados Exteriores.
• Coste de manipulación y exigencias sanitarias de trazabilidad.

Aún quedaría hablar de las exigencias para presentar los productos en canales como: gran superficie, HORECA, exportación.

Todo ello se reflejará en los S.I. de los que hablamos. Para no extendernos, consideremos sólo tres aspectos para los que se deberían dar soluciones eficaces: clasificación de productos, trazabilidad y costes del ciclo al completo.

Cualquier software orientado a la gestión empresarial proporcionará un modelo normalizado, generalmente bajo el concepto de “artículos”, para lo relacionado con productos, procesos de adquisición-manipulación-entrega y la emisión de documentación. Sin embargo, los candidatos para su uso en el sector deben proporcionar flexibilidad para representar con éxito las diferencias de esta actividad empresarial, pero sin ser tan laxos cómo para que la información generada resulte difícil de analizar o directamente errónea.

La solución óptima estará en el término medio: un modelo de artículos rígido a alto nivel que permita analizar la información, pero flexible a bajo nivel para que la operativa sea ágil. Idealmente, estará combinado con un procedimiento de empresa para detectar excepciones y evolucionarlo periódicamente.

La trazabilidad de los productos alimentarios es un factor crítico. Con la tecnología disponible actualmente para la maquinaria que se usa y la conectividad universal en la que estamos inmersos, podríamos pensar que este aspecto estará resuelto, pero normalmente no es así: puede que el S.I. no esté preparado para los modelos de maquinaria disponibles, puede que éstos no sean compatibles con aquél y no sea viable actualizarlos/ajustarlos. Sobre papel, todo es compatible y tiene las características necesarias pero la situación real de las instalaciones impide la operación de los sistemas en puntos críticos para la captura del dato exacto en el momento preciso del proceso productivo.

Normalmente, es más fácil encontrar soluciones a estas cuestiones en el software que en el equipamiento; lo que no suele ser fácil es encontrarlas en el sistema de gestión: tecnológicamente, éste debe ser suficientemente flexible cómo para permitirlo.

Respecto a los costes, cualquier empresa del sector tendrá su propio modelo operando, más o menos automatizado. Si el ERP tiene un esquema válido de artículos y recoge directamente la trazabilidad, obtendrá costes bastante aproximados a los reales. Esta sería la situación ideal, que raras veces se produce.

Lo óptimo sería complementar el ERP con utilidades de análisis de información para afinar al máximo el modelo de costes.

Llegados a este punto, nos preguntamos: ¿Es realmente tan compleja la gestión informática de este sector? ¿Alguno de estos sistemas puede abordarlo con la suficiente amplitud y simplicidad práctica cómo para ser eficaz? Para negar la primera y afirmar la segunda no basta que el equipo conozca el software que implanta, debe acreditar el conocimiento de las características antes expuestas y como se contemplan en el sistema a implantar.

 

 

 

 

 

Director Técnico Besoftware BSW    Artículo incluido en la Revista Vida Económica Sistemas de Información en El Sector Agrícola(pdf)